EL ENGAÑADOR DIVINO

Página índice

Página anterior

El dios creador, cuando adopta el papel de burlón divino, encarna la dualidad orden-caos del creador y refleja la dualidad del universo en el momento en que el Ser supremo intenta crear orden del desorden.

IKaggen (san: Bosuana, Namibia, Sudáfrica), una mantis, es un trickster divino. Mostrando su naturaleza engañosa, roba las ovejas de u nos hombres-garrapata primigenios, y su disputa con ellos establece la necesaria disyuntiva en el mundo mítico que conduce a su desmantelamiento y reconstrucción en términos terrenales.

Los hombres-garrapata, que poseen cobijo, ropa y animales domésticos, se convierten en las víctimas del burlón divino cuando él los elimina de su mundo, ese mundo que ofrecía la infraestructura inicial de la primera civilización san (bosquimanos).

Página siguiente