LA MUERTE LLEGA AL MUNDO

Página índice

Página anterior

Hace mucho tiempo, no existía la muerte, por ello todos se sorprendieron cuando murió el primer hombre.

Enviaron un gusano al cielo para que preguntara a Hyel, la deidad suprema (bura, pabir: Nigeria) qué debían hacer. Hyel explicó que debían colgar el cadáver en un árbol y lanzarle gachas hasta que volviera a la vida. Luego, nadie más mo riría.

Cuando estaba de regreso, un lagarto llamado Agadzagadza, que había oído las palabras de Dios, corrió por delante del gusano para engañar a las gentes de la tierra.

Cuando llegó, les dijo a sus pobladores que el cielo había dicho que debían enterrar el cadáver. La gente así o hizo.

Más tarde, cuando el gusano llegó y les dio el verdadero mensaje, los hombres fueron demasiado perezosos para desenterrar el cadáver. Se negaron a hacer lo que Dios les había dicho y la gente sigue aún muriendo.

Página siguiente