NAMBALISITA

Página índice

Página anterior

Al estar separados entre sí, el espacio entre Dios y los humanos se fue agrandando. En la tierra y en el cielo continuaron las conmociones. Era sobre todo una época infeliz, en la que el mal imperaba, una época de malos presagios, plagas, maldiciones. Pero también era un periodo de excitación, de libertades nuevas.

A veces, el hombre y Di os se peleaban, otras, los seres humanos asumían con limitaciones papeles divinos y combatían el mal. Nambalisita (ambo: Angola), el primer hombre, nacido de un huevo, se convirtió en un guerrero heroico mientras viajaba por el mundo con su madre. Kalunga, que creó a todos los hombres, oyó hablar de las proezas de este hombre, que se jactaba de haber nacido de sí mismo, y lo mandó venir. Entonces, los dos se pelearon, cada uno de ellos demostrando su valor.

Al final, Kalunga encerró a Nambalisita en una habitación sin puerta, pero éste llamó a los animales que estaban a su servicio y abrieron un pasadizo para que escapara, al tiempo que llenaron la habitación de calabazas.

Kalunga prendió luego fuego al cuarto. Cuando las calabazas se calentaron mucho, estallaron, y Kalunga creyó que Nambalisita estaba muriendo. Pero éste apareció de nuevo y siguió con sus aventuras.

Página siguiente