DIOSES DE LOS MAYAS

EL COSMOS DE TRES NIVELES

El panteón maya resulta sumamente complejo debido a los múltiples aspectos y títulos que podían adoptar sus deidades. Cada dios se asociaba, mediante el color, con los cuatro puntos cardinales, muchos de ellos tenían un equivalente del sexo opuesto y algunos poseían además manifestaciones infernales. Se concebí an tres niveles en el universo que habitaban: un inframundo de nueve estratos (Xibalba), un mundo intermedio habitado por los seres humanos y un mundo superior, celestial, sostenido por cuatro dioses, los Bacabs. Estos tres niveles estaban conectados por el axis mundi, un gran árbol ceiba por el que podían viajar las almas de los muertos y los dioses.

EL PANTEÓN MAYA

En el documento dieciochesco conocido como «Ritual de los Bacabs» se nombran 166 deidades mayas, de las cuales pueden reconocerse más de 30 en los códices mayas de la época precolombina que se conservan. No obstante, no se puede trazar un cuadro claro del panteón maya, pues existen diferencias entre los nombres, signos y atributos asignados a las deidades en los períodos clásico, postclásico y colonial de la cultura maya.