GUANÍN

Para los taíno, y para todos los pueblos amerindios, el poder sagrado que cura, da energía, fomenta la fertilidad y simboliza estatus se concebía como una luz brillante y como objetos resplandecientes.

En este mito, Guabonito es rescatada por Guahayona del mar centelleante y, como compensación, ella le cura de la enfermedad sexual, colocá ndolo en un lugar chamánico aislado llamado guanara. Aunque la ausencia de relaciones sexuales entre los dos puede sugerir un tabú de incesto así como una compleja relación mítica, el significado más importante se halla en el término guanín.

El nombre de un lugar mítico -Guanín-es el regalo de Guabonito a Guahayona y, a la vez, describe los objetos hechos de la aleación de oro y cobre. Algunos creen que en el mito taino, anín era un puente arco iris que conectaba los diferentes reinos del este, oeste, cielo y submundo.

Los objetos guanín hallados en lugares arqueológicos suelen tener forma de luna creciente o arco iris. La naturaleza chamánica de dichos objetos guanín, símbolos del poder del jefe, explica que fueran regalos ofrecidos por Guabonito a Guahayona.

Los pequeños guijarros, cibas, pueden referirse a las piedras que hay dentro de las matracas ceremoniales que lanzan chispas al ser sacudidas y que se usan en el chamanismo del tabaco en Sudamérica.