MÉXICO CENTRAL: PUEBLOS Y MITOS

Los mitos relativos al origen de los pueblos no son tan evidentes como podría parecer. Durante el siglo XIII, la zona central de México era un mosaico de diferentes grupos sociales y étnicos, cada uno de ellos con sus propias tradiciones, dioses y lenguas, aunque todos compartían una visión del mundo mesoamericana.

La mayoría de mitos de origen étnico son versiones "oficiales", preparadas mucho tiempo después, y nos muestran cómo estos pueblos manipularon la historia, entretejiéndola con tradiciones míticas antiguas, creencias espirituales e imperativos políticos y militares.

Había tres grupos principales de población.

  • El primero, los chichimecas, un término que se usó también de forma confusa para designar a todos los pueblos que migraron hacia el valle de México. Eran considerados semi-civilizados, conocían los rudimentos de la cultura, pero se vestían con pieles de animales y usaban el arco y las flechas; eran tribus nómadas que se adaptaron a la vida agrícola que encontraron en torno al valle de México.
  • Los tepanecas llegaron de los márgenes orientales del valle de Toluca y pertenecían sobre todo al grupo étnico matlazinca.
  • Los acolhuas fueron un tercer grupo migratorio que se estableció en el este del valle de México.
  • A esta mezcla de culturas que iban solapándose y de tradiciones míticas se unió la última oleada migratoria: los aztecas o mexicas.