BRIGHID Y SANTA BRÍGIDA

Página índice

Página anterior

La diosa Brighid era tan popular que pasó al cristianismo como santa (santa Brígida de Kildare), con los mismos atributos de fertilidad y la capacidad de infundir terror en los ejércitos enemigos.

El nombre de Brighid deriva de la raíz celt a brig («exaltado»,), frecuente en topónimos y nombres tribales, circunstancia que sugiere que era una diosa de la soberanía. Hija del Daghdha, era experta en poesía y en conocimientos arcanos. Sus dos hermanas, llamadas también Brighid, se asociaban con las artes curativas y la artesanía, y en muchos casos se trataba a las tres como una sola deidad

El culto a santa Brígida, con un claro aspecto de fertilidad, perpetuó el nombre de la diosa. La santa asumió muchas funciones divinas: sus vacas producían un lago de leche, proporcionaba alimentos inagotables y con una medida de su malta se elaboraba cerveza para todas sus parroquias. Su fiesta' se celebra el 1 de febrero, como la fiesta precristiana de Imbolg, vinculada con la lactancia de las ovejas y una de las cuatro grandes festividades estacionales célticas. En las creencias populares, santa Brígida es protectora de los rebaños, del hogar familiar y de los partos, así como madre adoptiva de Cristo.

Página siguiente