CALDEROS LEGENDARIOS

Página índice

Página anterior

Los calderos legendarios son un rasgo frecuente de las mitologías irlandesa y galesa. Unos, como el de Dagda, nunca se vaciaban, excepto en manos de los cobardes; otros, como el de Bran, devolvían la vida a los muertos; mientras que otros contenía n greals o infusiones de sabiduría. Finalmente el caldero mágico se convierte en el Santo Grial, que ofrecía la inmortalidad a quienes lo ganaban.

Los calderos celtas del periodo pagano que han llegado hasta nosotros son de bronce, cobre o plata y están ricamente decorados. El mejor es el caldero de Gundestrop, del siglo I a. C., que muestra lo que se supone es la figura en relieve del dios Cernunnos llevando un torques y una serpiente.

Página siguiente