DIOSES CELTAS

Página índice

Página anterior

Los romanos nos legaron una interpretación simplificada de la religión celta que reducía la abundancia y variedad de las deidades célticas a un sistema semejante al suyo. De modo que se establece una igualdad entre el dios celta Lugh y Mercurio, e ntre Brigit y Minerva, y así sucesivamente.

Afortunadamente para los arqueólogos, al ser absorbidos por el Imperio los celtas recibieron influencia de los romanos. Lo que produjo infinidad de representaciones de sus dioses hechas con materiales duraderos, así como inscripciones religiosas. Pero muchas de las divinidades celtas descubiertas en forma de figurillas, relieves y esculturas son ajenas al panteón clásico, y son las inscripciones las que nos han dado a conocer los nombres de muchas de ellas.

Los celtas tenían muchos dioses relacionados con los aspectos principales de su vida: la guerra, la caza, la fertilidad, la salud, las cosechas y demás. Unos pocos, como Lugh, eran venerados por celtas de toda Europa. Pero había infinidad de deidades locales, tribales o familiares. Tenían dioses relacionados con lugares concretos, como arboledas sagradas, montañas remotas y lagos. En la Galia, por ejemplo, Borvo y Grannos estaban relacionados con pozos, y en Gran Bretaña la diosa Sulis daba nombre a los manantiales sanadores de Aquae Sulis, la actual Bath.

Página siguiente