EL OTRO MUNDO CELTA

Página índice

Página anterior

Antes de hacerse cristianos los celtas carecían del concepto de un cielo o un infierno que premiara o castigara sus vidas terrenales. Creían que el renacimiento en la otra vida era automático. Esta creencia en la otra vida era tan firme que inclus o pactaban el pago de las deudas cuando se encontraran en él. Esto explica también el modo heroico en que se lanzaban al combate, sin dar muestras de temor a la muerte.

El otro mundo del mito celta es un reino invisible de dioses, espíritus, hadas y gigantes que adoptan diversas formas. Unas veces es un paraíso que atrae a soñadores como Oisin, y otras un purgatorio. Cuando eran llevados al mundo inferior, los Tuatha De Danann vivían en cómodos sidhe, que eran en realidad cámaras de enterramiento prehistóricas. Mientras que los fomorianos, anteriores a ellos, estaban condenados a permanecer mojados bajo lagos y mares.

En el mito céltico, la división entre lo visible y lo invisible no está claramente definida. Los profetas viven en ambos mundos, mientras que los héroes, como Cuchulainn y Finn mac Cool, visitan con frecuencia el otro mundo. Pwll erraba cazando por el otro mundo cuando ofendió a Arawn, deidad invernal. Por su error se vio obligado a intercambiarse con él durante un año y a combatir en la batalla anual con Hafgan, espíritu del verano.

Página siguiente