DEIDADES MARINAS

Página índice

Página anterior

Para los pueblos de Europa del norte el mar era muy importante como fuente de alimentos y como medio de adquirir fama y gloria viajando, comerciando o saqueando. La deidad marina más conocida era Njord (uno de los Vanir), pero al parecer también g obernaba allí Aegir, personificación probablemente del poderoso océano. Aegir vivía lejos de tierra y la poesía de los vikingos se refiere a las mandíbulas de Aegir tragándose barcos en el mar.

Aegir y su esposa Ran recibían a los ahogados en su palacio del fondo marino. Cuentan las sagas que, si los marineros ahogados se aparecían en sus propios funerales, era porque Ran les había dado una buena bienvenida. En el mar se consideraba de buena suerte llevar consigo algo de oro, a fin de no llegar con las manos vacías a la morada de Ran.

Pero la hospitalidad de Aegir y Ran no era del todo maligna. Aegir era famoso por la magnificencia de los festines que daba. Thor viajó para visitar al gigante Hymir y conseguir un caldero suficientemente grande para el hidromiel de los banquetes de Aegir; y en un poema fúnebre a un hijo ahogado, el padre desea vengarse en Aegir, pero al mismo tiempo se refiere a él como elelaborador de cerveza.

Página siguiente