ELFOS Y ENANOS

Página índice

Página anterior

En casi toda la mitología de europa del norte están presentes los elfos, relacionados con la tierra. Con todo, también pueden ser considerados peligrosos. Los anglosajones, los noruegos y los islandeses creían que podían causar enfermedades y pesa dillas. Los elfos luminosos, más bellos que el sol y de buen carácter vivían en Alfheim, mientras que los elfos oscuros, más negros que la pez y de naturaleza maligna, vivían bajo tierra.

Otra estirpe de seres que vivían bajo tierra eran los enanos. Aunque no especialmente pequeños, en general se les consideraba feos. Originariamente los enanos fueron generados por el suelo, formándose a modo de gusanos en la carne de Ymir, el gigante primigenio, y fue allí donde los dioses les dieron la conciencia e inteligencia.

Los enanos eran artesanos magistrales y habilísimos herreros que daban forma a objetos con propiedades extraordinarias, generalmente de oro. Son los creadores de muchos tesoros pertenecientes a los dioses, entre ellos Mjollnir, el martillo de Thor; Draupnir, el anillo de Odín; y el célebre collar de Freyja. Gleipnir, la única cadena que podía tener amarrado al lobo Fenrir, era tambien obra de sus manos.

Página siguiente