VAMPIROS

Página índice

Página anterior

La criatura mítica maligna más conocida de los pueblos eslavos y centroeuropeos es el vampiro, término procedente de la palabra eslava del sur vampir.

Con la cristianización, la Iglesia dirigió los mitos vampíricos contra herejes y no crist ianos y contra aquellos cuya conformidad quería obtener sirviéndose del miedo: brujas, hechiceros, no creyentes, ladrones, prostitutas y demás indeseables.

De todas estas gentesimpuras se decía que no descansaban al morir, sino que se convertían en vampiros. Estosno muertos visitaban las casas a media noche pata beber la sangre de sus víctimas dormidas o tener relaciones sexuales con ellas, que morían exhaustas o se convertían en vampiros a su vez.

Página siguiente