4 DIVINIDADES DEL MAR Y DE LAS AGUAS EN GRECIA

Volver a índice mitología griega

Poseidón era el supremo dios de todas las aguas. Su esposa era Anfitrite, hija de Nereo y Doris—según Hesíodo—, o del Océano y Tetis—según Apolodoro de Atenas—. De esta unión nacieron Tritón, Rodos y Bentesicima.

Sin embargo, no fue Poseidón la deidad marina más antigua. El Océano, hijo del Cielo y de la Tierra (Urano y Gea), tomó por esposa a Tetis, diosa de las aguas, naciendo de esta unión los Ríos y las Oceánidas.

Otro dios marino más antiguo que Poseidón es Nereo, que se desposó con Doris, hija del ,Océano y de Tetis, de cuya unión nacieron las Nereidas, en número de cincuenta, siendo las principales: Tetis, esposa de Peleo y madre de Aquiles; Galatea, amaste de Acis; Casiopea, madre de Andrómeda; Calipso, reina de Ogigia; Glauca, Aretusa, Climene.

Según Hesíodo, una de las nereidas, Anfitrite, fue la esposa de Poseidón.

Otro dios marino era. Proteo -de origen egipcio, quizá—, como Nereo, «un viejo marino» que se casó con la ninfa Corónide. Tuvo, el don de Metamorfosearse de mil modos. Su Principal misión era la de alimentar bajo las aguas las focas y los becerros marinos que formaban el rebaño de Poseidón.

Orco o Fardes, hijo de Poseidón, es más conocido por su descendencia que por él mismo. Engendró algunos de los monstruos fabulosos Y principalmente a las Gorgonas(Estenia, Euriale y Medusa). Glauco era el más hermoso de los dioses del mar, hijo de Poseidón y de una náyade, o de Antedón y Alcilona.

De simple pescador de Antedón, pequeña ciudad de Beocia, llegó a deidad marina. Estaba dotado de virtudes proféticas, y amó, sin ser correspondido, a, Esala, hija de Orco.

En la Teogonía de Hesíodo aparece por vez primera el nombre de Tritón, hijo de Poseidón y de Anfitrite. Era el mensajero de su padre, formidable soplador en la cm recole. La mitad superior de su cuerpo era de hombre hermoso, pero la mitad inferior era de monstruo marino.

Los Ríos, hijos del Océano y de Tetis, mencionados por Hesíodo, eran veinticinco, casi todos pertenecientes a la Eólida; dos de ellos, Aqueloo y Alfeo, tuvieron un carácter casi universal.

Otros muy adorados fueron: el Asopo, el Iliso, el Escamandro, el Meandro.

Las Ninfas eran las principales divinidades de las aguas dulas. Eran, según Homero, hijas de Zeus. Hesíodo las hace nacer de las gotas de sangre que cayeron de la herida de Urano cuando fue mutilado por Cronos. Muchas tradiciones las consideraban hijas de un dios fluvial.

Según Ovidio, su número no era inferior al de un millar, y veinte de ellas eran hijas del río Asopo y otras veinte del río Amaso. Vivían en los remansos de los ríos, en las fuentes, en los lagos, en los charcos. Estaban subdivididas en:

  • Oresticidas o ninfas de los bosques.
  • Náyades o ninfas de los ríos y de las fuentes.
  • Dríadas o Hantadriadas, ninfas de los árboles.

Las más importantes de ellas eran las Náyades, que vivían—según Homero—en grutas próximas al mar y en las orillas de los riachuelos, sin desdeñar la fresca umbría de los bosques. Jóvenes y hermosas, sus cabezas iban coronadas de cañas.

De tales grutas son famosas las de Coras, en el Parnaso; la de Esfragidión, en el Citerón, y la del puerto de Forcis.