METAMORFOSIS

Página índice

Página anterior

Las Metamorfosis, vivos relatos de "cuerpos transformados", del poeta Ovidio (43 a. C-17 d. C), recuperan muchos mitos griegos para la poesía latina. Es una de nuestras fuentes de información más importantes sobre la mitología grecolatina y ha sid o muy influyente en la literatura occidental.

Muchos de los relatos de las Metamorfosis tienen que ver con la persecución de Ninfas o mujeres por parte de los dioses. Por ejemplo, el dios Apolo ardía en deseos por la ninfa Dafne, que rechazaba a los hombres y las propuestas de matrimonio que le hacían. Apolo la persiguió, hasta que el padre de Dafne, dios del río, se apiadó de ella y la transformó en laurel.

Como en muchos de estos relatos, se trata de una historia etiológica, destinada a explicar por qué el laurel era el árbol sagrado de Apolo ("Dafne" significa "laurel"). Sin embargo, puede haber un matiz de sentido más bien político en la manera en que Ovidio habla del mito. El emperador Augusto dio en Roma rango prominente al dios Apolo, ya que le complacía que lo asociaran con él. Presentando a Apolo en términos ridículos, asiendo el tronco de un árbol en lugar de a una Ninfa, Ovidio puede que estuviera burlándose del emperador. El poema termina con "La deificación de César", pero el carácter de homenaje a Roma de este texto también es difícil de captar.

Página siguiente