LA NARRACIÓN DE LOS MITOS

Página índice

Página anterior

Tradicionalmente, los relatos aborígenes se han transmitido por vía oral. Ningún mito tiene una versión única y ortodoxa, pues cada narrador aporta sus variaciones.

Los incidentes que se cuentan dependen de la categoría del público (ya que muchos mitos contienen detalles que sólo conocen los iniciados) o del narrador (los jóvenes no debe n alardear de sus conocimientos ante sus mayores, por ejemplo).

Un «mito» aborigen entendido como narración en prosa es con frecuencia un simple resumen de otra historia mucho más prolija que se cuenta en ciclos de canciones de cientos de versos y que normalmente se relata en una ceremonia.

El futuro de esta cultura oral es incierto, dado el declive de las lenguas aborígenes. De las quizá 200 lenguas que se hablaban antes de la época colonial sólo se conservan unas 50, que habla una cuarta parte de la actual población aborigen (160.000). Las más prósperas son las del centro y el norte, donde el asentamiento europeo tuvo menor densidad.

Página siguiente