CUERVO

El más recurrente en los mitos animales es el cuervo. Ostenta un lugar especial en la mitología de Norteamérica, al igual que en los pueblos emparentados de Siberia y el Ártico. El cuervo, y algunas veces la araña, está considerado como un ser sag rado, el creador del universo, y representa la edad y la sabiduría.

En muchas tribus es tabú matarlo. Se cree que el cuervo ayudó a crear la tierra, los animales y al hombre; trae luz, así como agua fresca; enseña a las personas cómo vivir en la tierra.

Pero también es objeto de risas, hace tonterías y a veces es lascivo. Es tramposo, pero a la vez objeto de engaño. Algunos pueblos, como los tlingit del sur de Alaska, distinguen dos cuervos: el héroe cultural y el trickster.

En el desolado paisaje del lejano noroeste y junto a la costa del Pacífico, el griterío de las aves, sobre todo los cuervos, se convierte en e. signo más evidente de vida. El color negro del cuervo lo distingue de otras especies: en los relatos se explica su color por la pelea con un búho, gaviota o colimbo, durante la cual le echan por encima pintura negra u hollín.