EL JEFE JOSEPH

El jefe Joseph (1840-1904) fue cabecilla de las nez percé de Oregón y en las primeros tiempos mantuvo relaciones cordiales con los blancos. Joseph, cuyo padre se convirtió ai cristianismo en principio sirio se resignó pasivamente a los intentos de Joseph l gobierno estadounidense de quedarse con las tierras que en 1855 les habían concedido como reserva. El pueblo sólo disponía de un mes para reasentarse en Idaho y se le acabó la paciencia. Las luchas estallaron el 12 de junio de 1877.

Joseph tuvo éxito durante tres meses, a pesar de que las fuerzas gubernamentales eran superiores y mostró gran habilidad militar y valor a la hora de eludir no sólo a los soldados, sino a los grupos de indios enemigos.

Al final la suerte le volvió la espalda y, como en el fondo era un hombre de paz, el 5 de octubre se rindió. Se dice que pronunció un expresivo y conmovedor discurso en el que, entre otras cosas, declaró: «Nunca más volveré a luchar» Sin embargo, desconocemos sus palabras exactas, que los periodistas no tardaron en adornar.

Muchos de sus seguidores huyeron a Canadá. Joseph fue trasladado a Kansas y más tarde al territorio indio de Oklahoma.

Pasó sus últimos días en el estado de Washington, donde murió.