EL ORIGEN DE LA MUERTE

En algunos mitos sobre los orígenes de la muerte se produce una discusión entre dos seres, como en el siguiente relato de los chochones de las llanuras occidentales.

En la antigüedad, las dos figuras más importantes eran el Lobo y el Coyote , y éste siempre trataba de desbaratar los planes de aquél. El Lobo le dijo un día que cuando moría una persona podía devolvérsele la vida disparando una flecha sobre la tierra que había bajo ella, a lo que el Coyote replicó que no le parecía buena idea, porque si toda la gente recuperaba la vida acabaría por haber demasiada en el mundo.

El Lobo aceptó su razonamiento, pero decidió que fuera el hijo del Coyote el primero en morir, y su deseo provocó la muerte del muchacho. Desolado, el Coyote fue a verlo, le contó lo sucedido y le recordó sus palabras: que las personas podían revivir disparando una flecha debajo de ellas. Mas el Lobo contraatacó con el argumento del Coyote, que el hombre debía morir, y desde entonces así ha sucedido.