EL POWWOW

Esta palabra probablemente procede del vocablo algonquino pauau, que significa encuentro de personas. Los norteamericanos de raíces europea lo utilizan pura describir cualquier reunión o acontecimiento social en el que se analizan cuestiones de pe so.

Sin embargo, para los indios el powwow se refiere a un encuentro secular, tribal o ínter tribal, numeroso y tradicional, que incluye cantos, danzas, reparto de regalos y ceremonias de homenaje. Son impresionantes expresiones públicas de la identidad india. Aunque en. ocasiones son aptos para todo público, con más frecuencia se dirigen exclusivamente a los propios indígenas. Es obvio que los powwows ínter tribales son más numerosos que los tribales pero, cualquiera sea su magnitud, constituyen un importante vehículo de transmisión de las tradiciones indias.

Existe un «camino de powwow» o circuito que los indios recorren atravesando el territorio desde finales de primavera hasta comienzos de otoño con el propósito de participar en los powwows ínter tribales. En tanto acontecimientos panindios, estos encuentros permiten que los miembros de las tribus profundicen las relaciones con otros grupos aborígenes, por lo que no sólo son una manifestación de la solidaridad entre los norteamericanos nativos, sino una profunda expresión de la cultura india.

El powwow, que tiene lugar en un espacio central o «emparrado», habitualmente comienza con una entrada por todo lo alto. El desfile de apertura suele estar encabezado por veteranos militares que llevan a cabo la ceremonia del izado de la bandera y pronuncian una corta invocación. Generalmente le siguen las danzas bélicas y de otro tipo, como las redondas, de la hierba y del conejo. Muchos de estos bailes cumplen un fin ínter tribal muy concreto. Pintorescamente ataviados con mantones, prendas decoradas con cuentas, polisones y complejos tocados, los danzantes del powwow se deslizan con gran elegancia y el son constante del tambor dirige sus movimientos. Muchos powwows incluyen concursos de baile. Los concursantes suelen recorrer grandes distancias para participar, dado que se ofrecen sustanciales cantidades de dinero para los bailarines y los tamborileros.

Otro momento importante del powwow es la ceremonia de reparto de regalos, durante la cual una persona o familia ofrece a otra obsequios tan complejos como los edredones «de estrellas» que los sioux realizan a mano o tan sencillos como utensilios de cocina. Esta ceremonia es un modo de reconocer a los integrantes de la comunidad que, por alguna razón, se han distinguido: graduados universitarios, personal militar y jefes comunitarios. También suelen honrar a las personas que han ayudado a una familia en un momento de crisis, por ejemplo, durante el período de duelo. Los repartos de regalos se realizan por la tarde, entre una danza y otra. El maestro de ceremonias del powwow comunica los motivos del obsequio, la identidad de los donantes y los destinatarios y propone un baile de honor. Los participantes se dan la mano y luego se reanuda el programa de danzas.

Durante el powwow, los intercambios sociales son tan importantes como los bailes. Contribuyen a que los indios que pertenecen a tribus muy distintas renueven viejas amistades y compartan un banquete en el que se sirven alimentos autóctonos tradicionales como el bisonte, el venado, el guiso de maíz y el pan frito. Suelen pronunciar plegarias y discursos políticos y en ocasiones los indios aprovechan para ganar un dinero adicional vendiendo productos artesanales.