MITOS CHIPPEWA

Los chippewa son pueblos nativos de lengua algonquina que viven en la región de los Grandes Lagos, subsistiendo gracias a la caza, la pesca y la recolección, además del cultivo del maíz y calabazas en verano, la recogida de arroz silvestre en otoñ o y la extracción de azúcar de los arces en primavera. Este ciclo implicaba un estilo de vida nómada o semi nómada. Montaban wigwams (tiendas) en forma de cúpula con bastante rapidez. Viajaban a pie o en canoas de abedul, o bien mediante toboganes en invierno.

Los mitos chippewa pueden clasificarse en los siguientes tipos:

  • mitos de creación de Wenebojo (una persona real);
  • relatos sobre Matchikwewis y Oshkikwe, sobre todo con mujeres que explican a las muchachas cómo deben comportarse;
  • relatos windigo, en los que aparecen luchas entre la gente y gigantes caníbales;
  • relatos de animales sobre encuentros reales de personas con animales, y anécdotas sobre trucos de uno u otro animal; y
  • relatos de hechizos y poderes mágicos sobre personas sometidas al influjo mágico de un malvado poderoso.

Parte del ciclo Wenebojo se contaba durante el ritual de la Danza Sanadora. Otras historias se contaban solamente en invierno. Algunos decían que no se podían contar historias a menos que la rana y la serpiente estuvieran en tierra porque eran malos espíritus y no debían oírlas.