SERES SUPREMOS, DIOSES Y HÉROES

Lla mayoría de los nativos americanos tienen un Dios o Espíritu supremo. En los indios pueblo de Arizona y Nuevo México es Awonawilo-na (El-que-todo-lo-contiene); para los pawnee de Oldahoma es Tirawa (Arco celeste); para los salisch de la costa d e Columbia Británica es Sagalie Tyee; para los algonquinos del nordeste de Canadá, Gitchi Manitu; y los hermanos gemelos Tobats y Shinob para los pahutes de Utah.

Todos estos dioses supremos suelen dejar los asuntos cotidianos del mundo en manos de otros dioses.

Las estrellas son héroes personificados que cazan en el cielo. El trueno, el viento y la tormenta, por ejemplo, viven en forma humana y también pueden adoptar la forma de un animal. Así, es el aleteo de las alas del Pájaro del Trueno el que crea el ruido de los truenos y la tormenta mientras vuela por el cielo. Cualquier cosa a la que el rayo del Pájaro del Trueno alcance ejerce un poder espiritual que debe ser evitado o venerado.

Los héroes que superan obstáculos aparentemente imposibles pueden ser semidioses o mortales ordinarios que deben pasar por ciertas pruebas, como ir al mundo celeste o bajar a la tierra de los muertos para rescatar a una doncella muerta. Los semidioses limpiaron la tierra de los monstruos primigenios en tiempos míticos.