HADES

Página índice

Página anterior

Los infiernos aparecen con frecuencia en los mitos griegos, gobernados por el dios Hades, nombre que también se emplea para designar este reino como tal. Hades era hermano de Zeus y Posidón pero por lo general se le excluía de la lista de los Olím picos porque su reino era el polo opuesto del Olimpo celestial. En los infiernos se juzgaba el alma de los difuntos, quienes, en caso necesario, recibían su castigo en las oscuras regiones de Erebo o Tártaro; pero el inframundo también abarcaba las tierras de los muertos divinos, los Campos Elíseos o Islas de los Bienaventurados. Una tradición recogida por Homero sitúa el Hades en la región privada de sol allende el gran río Océano que rodea la tierra, pero a medida que los griegos fueron descubriendo el mundo surgió otra tradición que lo ubicaba en el centro de la tierra y lo conectaba con el reino de los vivos a través de cuevas insondables y ríos en parte subterráneos, como el Aqueronte (río de la aflicción), al norte de Grecia. Los otros cuatro ríos infernales eran el Estige (río del odio), que rodeaba los infiernos, el Lete (río del olvido), el Cocito (río de las lamentaciones) y el Piriflegetonte (río del fuego). Caronte, el barquero de los infiernos, llevaba las almas de los muertos por el Estige y, según otros mitos, también por los demás ríos.

FIGURAS DE LOS INFIERNOS

ORFEO, con complicados ropajes rituales y su lira, con la que realizaba encantamientos para llegar a los infiernos, acompañados por los Órficos, iniciados en los misterios órficos. El hombre, la mujer y el niño siguen a su maestro, Orfeo, a su morada de bienaventuranza tras la muerte.

SÍSIFO, rey de Corinto, que trató de engañar a la muerte y fue condenado a empujar eternamente una roca hasta la cima de una montaña: cuando llegaba allí, volvía a descender. Lo azota una de las FURIAS (Erinias) crueles deidades femeninas que buscaban a los culpables en la tierra e imponían los castigos a los muertos.

HERMES, mensajero de los dioses en su papel de Hermes

Página siguiente