LA LENGUA GRIEGA

Página índice

Página anterior

Al actual conocimiento de la mitología griega contribuye el hecho de que se hayan encontrado innumerables inscripciones y documentos en lo que constituía el antiguo mundo helénico.

Al igual que el latín y el inglés, por ejemplo, el griego p ertenece a la familia del indoeuropeo y es una lengua escrita desde hace unos 3.000 años. Si bien el griego moderno difiere considerablemente del antiguo, emplea un alfabeto que ha permanecido en gran medida inalterado durante unos 2.500 años. Se desarrolló a partir de un alfabeto semítico (probablemente fenicio), hacia 950 a. C., y durante muchos siglos existieron numerosas variantes locales. En 403 a. C., la variante oriental, denominada jónico, pasó a ser el griego normalizado, al ser adoptado como alfabeto oficial de Atenas, centro de la vida intelectual griega.

Una inscripción humorística escrita, como era la costumbre, desde atrás hacia adelante, como era la costumbre, y dice lo siguiente: ?INE KAI ?Y (PÍNE KE SI), que significa «¡Bebe tú también!»

Página siguiente