DIOS SE RETIRA DE LA TIERRA

Página índice

Página anterior

Aberewa, la mujer primigenia, preparaba en su mortero la comida para sus hijos, y la mano del mortero golpeaba contra el cielo.

Enfadado, Nyame (akan, asante: Ghana) se fue. Entonces, Aberewa intentó restablecer su relación con él. Para ello, adquirió muchos morteros, apilándolos uno sobre otro.

Durante este proceso, se fue acercan do cada vez más al cielo. Para llegar hasta Nyama tan sólo le faltaba un mortero más. Pidió a un niño que le trajera uno, pero éste no pudo encontrarlo.

Desesperada, Aberewa le dijo que cogiera uno de la base de la pila. Así lo hizo el pequeño y, al sacar el mortero, toda la torre se desplomó.

Página siguiente