IBONIAMASIBONIAMANORO

Página índice

Página anterior

Iboniamasiboniamanoro (malgache: Madagascar) había nacido de forma milagrosa. Su madre, Rasoabemanana, había acudido a una vidente, Ranakombe, para que la ayudara pues era estéril. Se elevó a los cielos donde encontró un saltamontes y éste la ayudó a conseguir un talismán de fertilidad.

Toda la naturaleza reaccionó. Ranakombe avisó a la m adre sobre el destino del niño y se dispararon cañones, entonces el saltamontes saltó hacia el fuego y a continuación entró en el vientre de la madre a través de su cabeza, permaneciendo allí durante 10 años.

Después Iboniamasiboniamanoro hizo que su madre viajara por el mundo, buscando un lugar adecuado para nacer. Al final decidió que debía ser una granja. Le pidió a su madre que se tragara una hoja de afeitar y él mismo cortó la salida del vientre. Su madre murió y la naturaleza reaccionó de nuevo.

El niño saltó a un fuego y no sufrió mal alguno, pero no se quedó callado hasta que los cañones retumbaron en las cuatro direcciones. Ranakombe le puso diferentes nombres y, tras rechazar varios de ellos, acabó aceptando Iboniamasiboniamanoro. Permaneció en el fuego y la naturaleza respondió.En un lugar distante, el villano Raivato pensaba en su futuro enemigo. Iboniamasiboniamanoro creció, demostrando sus capacidades para la lucha ya que siempre vencía a los otros niños. Quiso casarse. Ranakombe le dijo lo que tenía que hacer para conseguir esposa: cazar un toro, moverse entre árboles que eran impostores, conseguir talismanes, detener un tornado, rustir un toro, meterse en el agua con los talismanes, permanecer en ella hasta el alba, y entonces tendría una mujer.

Iboniamasiboniamanoro así lo hizo. Se convirtió en un trickster irritable, haciendo que los bienes de la gente cayeran en una acequia. Su madre lo desafió cuatro veces, pero siempre ganó: venció a un cocodrilo, a dos ogros y a un monstruo que todo lo engullía. Abrió la boca del monstruo y liberó a la gente que estaba dentro.

Su madre le propuso varias novias, pero él insistió en ir en busca de lam-pelamananoro, que había sido raptada por Raivato. Para llegar hasta su casa, Iboniamasiboniamanoro, después de aprender sus costumbres, mató a Ikonitra, el viejo criado de Raivato, y se puso su piel. Así pudo entrar en casa del malvado y en ese momento se rompió un plato y una cuchara, una estera se desgarró y los talismanes sonaron.

Iboniamasiboniamanoro, disfrazado de Ikonitra, venció a Raivato al ajedrez y a las cruces de madera, y en los campos con los bueyes. Por último, se apoderó de los amuletos de Raivato, martilleó al viejo en el suelo y lo destrozó. Tomó a lampelamananoro como esposa y estuvieron casados tres años. Entonces, tres años antes de su muerte, Iboniamasiboniamanoro preparó su testamento: nadie debía alterar los lazos sagrados del matrimonio. Y al fin murió.

Página siguiente