ESTACIONES, CICLOS Y MUJERES

El mito del "Vuelo de las mujeres Güeyo" relata las asociaciones simbólicas y físicas entre la fertilidad estacional y la de las mujeres. De una forma típicamente chamánica, Guahayona debe conseguir dominar los ritmos naturales, y para ello utiliza las armas chamánicas de la persuasión, la inventiva y las artimañas.

El güeyo se forma a pa rtir de las cenizas de un alga que se encuentra cerca de las cascadas y es un aditivo esencial del tabaco para preparar guanguayo, el esputo narcótico y mágico del chamán. La saliva chamánica se neutraliza convenciendo a las mujeres para que vayan a coger güeyo y, durante un viaje, las mujeres se separan de los hombres.

De esta forma, la separación de güeyo y el tabaco simboliza la separación de hombres y mujeres; en ambos casos, los dos elementos deben ir juntos para producir poder fecundador. Aunque Matininó ha sido identificada como la isla de Martinica, lo más probable es que sea un lugar mítico, como Guanín, la región así llamada en honor de la brillante aleación de oro y cobre.

El episodio de la rana marca la aparición de una criatura que posee connotaciones estacionales y sexuales para los taino. La aparición de ranas en la época lluviosa se relaciona con la humedad, la fertilidad de la tierra y la plantación de mandioca.