ODIN REY DE LOS DIOSES

Página índice

Página anterior

Odín, rey de los dioses, era poderoso y terrorífico; no era una figura paternal benevolente.

Era el dios especial de reyes, nobles y poetas, así como dios de la guerra, la magia y la sabiduría.

El dominio que de la magia tenía Odín e ra legendario. Podía cambiar de forma a voluntad y sus habilidades mágicas hacían de él un formidable adversario.

Tenía sólo un ojo, pues había perdido el otro en el pozo de Mimir a cambio de un bebedizo que otorgaba el conocimiento. Se invocaba a Odín en la batalla para obtener la victoria, pero el éxito siempre beneficiaba sus intereses y se le acusaba de atribuirse el triunfo injustamente.

Página siguiente