BABA YAGA

Página índice

Página anterior

La bruja eslava es una vieja siniestra que se presenta sentada en un banco de madera o en un poyete de piedra con una pierna retorcida y la otra recogida y la nariz ganchuda mirando al cielo. Vive en una choza asquerosa sobre patas de gallina, una s veces con puertas y ventanas y otras sin ellas.

Baba Yaga cabalga por el aire sobre un mortero o almirez de hierro dirigido por el macillo del mortero, provocando terribles tormentas y dejando a su paso un rastro de enfermedad y de muerte. Es caníbal y devora especialmente a los niños pequeños. No obstante, en varias leyendas la bruja sirve de ayuda, con lo que retoma sus antiguas funciones de Madre Cerveza de la mitología, que representaba a las sacerdotisas que personificaban el amor y la sabiduría.

Página siguiente