EL HÉROE ROMANO

Página índice

Página anterior

El héroe romano contrasta con los héroes de la mitología griega. Al héroe griego lo movían la búsqueda de gloria personal y el deseo de fama individual. Ello lo inducía a observar una conducta antisocial, como Aquiles, que permanece de mal humor e n su tienda, mientras sus compañeros mueren en el campo de batalla en Troya. El héroe romano ejemplificaba al ciudadano ideal, y se lo solía mostrar defendiendo a la gran ciudad y sus ideales. En contraste con Aquiles y Heracles, Eneas era el paradigma de la gravitas (la devoción por el deber, especialmente en relación con el estado), de la frugalitas (el rechazo de todo exceso y de la indulgencia) y de la pietas (la devoción por el deber y la religión romana): los tres valores latinos más importantes.

Página siguiente