ARTEMISA LA CASTA DIOSA DE LA CAZA

Página índice

Página anterior

Artemisa desempeña numerosas funciones en la mitología griega, al igual que Apolo, su hermano gemelo. Como diosa virgen, protegía encarnizadamente su castidad y las de sus compañeras. Era diosa de la caza y correteaba por los bosques con sus sirvi entas. Aunque mataba animales, era también la protectora divina de los seres jóvenes y, en una contradicción similar, protegía a las parturientas como diosa del parto pero también enviaba la muerte y la enfermedad a las mujeres.

Artemisa aparece representada con un arco, al igual que Apolo, como una joven con vestimenta de cazadora, a veces rodeada de animales jóvenes o tocada con cuernos en forma de media luna, pues se la asociaba con nuestro satélite, del mismo modo que se asociaba a Apolo con el sol. Muchos de sus numerosos cultos estaban vinculados a los momentos de tránsito femeninos, como el nacimiento, la pubertad y la muerte. Al llegar a la pubertad, las muchachas atenienses nobles se sometían a los ritos de iniciación artémicos en Brauron, a pocos kilómetros de Atenas, donde las llamaban osas, pues este animal era un símbolo de la diosa.

Página siguiente