EL VOYEUR ACTEÓN

Página índice

Página anterior

Acteón representaba una importante advertencia sobre el peligro de mirar lo prohibido. Un día, en el bosque, este cazador legendario dio inesperadamente con Artemisa, que estaba tomando un baño desnuda.

Furiosa por la intrusión, la diosa co nvirtió a Acteón en un ciervo, que fue despedazado por sus propios perros. Muchos mitos siguen una pauta similar. El profeta Teresias fue castigado con la ceguera por haber visto a Atenea bañándose.

En un mito menos conocido, Erimanto, hijo de Apolo, vio a Afrodita bañándose después de haber hecho el amor con Adonis, y también éste quedó ciego a causa de su infracción.

Página siguiente